Charlas Familia Militar Saludable y El Desafío de los Padres de hoy en la Educación Del Siglo XX1

Sábado, 08 Junio 2019

Esta charla estuvo a bajo la Dirección de Planificación, Desarrollo y Gestión del Conocimiento a cargo del Coronel Médico Patólogo, Dr. J. Aquino Lora, E.R.D., también conto con la participación de la asimilada Militar Técnico Superior Josefina Villanueva Casilla, MIDE y la Licda. Ramona Gacia;  Dirigida al personal de enfermería, personal administrativo, a los pacientes de diferentes consultas

Como miembro de una familia militar, enfrentan desafíos y factores de estrés únicos. Los cambios y transiciones de la vida militar, las separaciones largas, los periodos de estar lejos de la familia y las mudanzas frecuentes son algunos de los desafíos de la vida militar que requieren habilidades y soportes  adicionales. Estas son las cinco maneras clave de mantener una familia militar feliz y fuerte.

Forme una red social. Es importante contar con  gente con la que pueda hablar y que le de apoyo no solo cuando todo va bien sino también cuando se presentan desafíos. La vida militar ofrece muchas oportunidades de conocer gente nueva y muchas familias militares  se destacan por su capacidad para formar los lazos nuevos. Los amigos, familiares y vecinos  pueden  darle aliento, ofrecerle buenos consejos de crianza de los hijos y ayudarle cuando más lo necesita.

Concéntrese en la crianza de hijos. A veces, el ritmo de la vida militar puede ser abrumador. Recuerde reservarse un poco de tiempo para centrarse en ser padre o madre. Además de aprender técnicas nuevas aprovechando la sabiduría que ha adquirido y sus fortalezas naturales, le ayudará a criar y nutrir a niños  sanos y felices.

Nada es igual que antes, en esta sociedad que avanza tan vertiginosamente lo que creíamos que servía  ayer, hoy ha dejado de ser útil. Así, esas frases épicas del tipo: “cuando seas padre comerás dos huevos”, “tú harás lo que yo diga”, etc. Dejaron de tener utilidad al igual que dejaron de ser útiles tantas cosas  que se marcharon con los tiempos  pasados. La nostalgia, mirar hacia atrás, no es buena herramienta para educar hoy.

Educar hijos  en los tiempos de whatsApp, del  Youtube,  del  Instagram, de los y las influencias, etc. No es ni más fácil  que en otros tiempos, es sencillamente diferente. No podemos educar como si no existieran, habrá que educar sabiendo que son las herramientas que nuestros hijos utilizan, con las que son una nueva ventana al mundo que esta siempre abierta: al maravilloso mundo pero también al más sórdido.